miércoles, 25 de enero de 2017

Cursa Festa Major El Prat de Llobregat 2016, carrera familiar

CURSA FESTA MAJOR EL PRAT DE LLOBREGAT

Llevo bastante abandonado este blog, pero la verdad es que no ha habido nada especial que contar desde que corrí la Maratón de Barcelona el pasado mes de marzo. Después de los días de recuperación que me suelo dar habitualmente tras el esfuerzo físico y psicológico que supone preparar una Maratón en invierno reinicié mis entrenamientos a finales de marzo. Volví con la idea de prepararme para hacer algunos triatlones en verano.
La verdad es que empecé bien, con intensidad volviendo a nadar, a coger la bici (haciendo rutillas por Collserola, tampoco muy largas)… Mi idea era correr en Junio el triatlón de Barcelona, pero… este año lo cambiaron de fechas de nuevo al mes de octubre. Y sucedió que al acabar los niños el cole y con una buena base de kilómetros detrás (abril y mayo había acumulado bastante más kms de bici, natación y de running que el 2015) me entró la perrería y la falta de motivación. Normalmente suelo aprovechar el mediodía para ir a entrenar, pero al estar los niños en casa me sabía mal ir a entrenar. La alternativa de hacerlo antes de ir a trabajar era viable, pero no había manera de levantarse temprano por la mañana. Así que Julio fue un mes nefasto, donde apenas hice nada de nada. Agosto retomé con ganas la bici e hice un par o tres de salidas estando de vacaciones y salí a correr 2 o 3 días.
Así en septiembre volví a la rutina y decidí marcarme un reto bonito: correr la media maratón de El Prat de Llobregat que se había cambiado este año a principios de noviembre. Entre tanto tuve como primer objetivo volver a correr la Cursa Popular de El Prat de Llobregat de 10 kms y donde el año pasado hice mi mejor marca personal con mi ansiado sub 50. Este año sólo con soñar llegar a 50 minutos ya me parecía un buen estímulo por mi poca base de entrenos, ya que en septiembre mi base era de apenas 53 kms de running en el último mes.
Aquel día tuvo algo adicional de especial para mí, y es que también apunté a Joan y Guillem a las carreras infantiles de la festa major.
El primero en correr fue Joan que lo hizo en la distancia de 400 metros y el segundo Guillem en 1600 metros. Menos mal que estaba mi madre y pudo estar con los niños y ayudarme con todo. 

Joan hacía un recorrido que era básicamente dar la vuelta a la pista de atletismo del Sagnier. El pobre salió muy rápido y en seguida se fatigó con flato, yo cuando le vi la carita decidí cogerlo de la mano y acabar con él. Caminamos un poco y en seguida se encontró mejor y acabamos corriendo para entrar en meta.






Guillem por su parte tenía un recorrido urbano y salía desde el mismo sitio que saldría yo al cabo de unos minutos. Le insistí en la importancia de no ser a tope, sino que quería que disfrutase y no se ahogase. Parece que me hizo caso, disfrutó de la carrera y acabó muy muy contento, incluso dio un salto enorme al cruzar la meta para tratar de rebasar a una niña.

Una vez ya dejé a mis hijos con mi madre bien aposentados tomando algo en una cafetería, me fui a la salida donde me encontré con Pau Codina, Xavi Borràs y su hijo Guillem. Allí le pregunté a Pau qué tiempo quería hacer y me comentó estaba un poco flojo, que estaba preparando la Maratón de Valencia y que su idea era ver cómo respondía e intentar ir por encima de 50 minutos. Fuimos todo el rato Pau y yo juntos y la verdad es que sobrados no fuimos en todo el rato. Este año el recorrido lo habían cambiado y había un trozo que pasábamos ladeando el Parc Nou ida y vuelta que se hacía muy pesado. Al final llegamos a meta con un tiempo discreto en un 10 K, pero para mi base de entrenamientos aceptable: 51:10. Pude entrar de nuevo con mis hijos a meta, pero especialmente satisfecho porque Guillem se lo había pasado muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario